Archive for 11 marzo 2012

BIOCANT1: dos bichos raros

marzo 11, 2012

Los peces han sido también protagonistas de la campaña. Gracias a Jose Antonio Pis y Fernándo Jiménez, expertos del Centro de Experimentación Pesquera del Principado, muchos de los ejemplares que se pescaron han sido identificados sobre la marcha. Algunos animales son fieros sin parecerlo. El <em>Anoplogaster cornuta</em> es un fiero depredador y además lo parece. Su aspecto nos hace pensar inmediatamente en el abismo oceánico. Reconforta pensar que a la puerta de nuestras casas, allá abajo, pululan a pesar de todos los malos tratos estos seres de ciencia ficción.

Otro habitante cosmopolita de las profundidades: <em>Cyclothone microdon</em>. Cerca del 80% de los peces de las profundidades del Atlántico pertenecen a ésta especie, por lo que es sin duda uno de los peces más abundantes de la Tierra. Su sexualidad es bien interesante. Todos los individuos se desarrollan como machos. Al llegar a un cierto peso, algunos de ellos se transforman en hembras. El número de machos que cambian de sexo depende del número de hembras que hay en la población. Si hay pocas, más machos se convertirán en hembras, siendo ese cambio irreversible.

 

Anuncios

BIOCANT1: vuelta al paraíso de coral

marzo 10, 2012

Estaba claro: la draga Agassiz y las dragas de tipo corer están concebidas para el sedimento, que no es precisamente lo que predomina en el Cañón de Avilés en contra de lo que pudiera parecer. Por eso, hoy hemos vuelto a la parte más angosta del cañón para emplear nuestro muestreador definitivo para  éste tipo de  comunidades: la draga de roca. Es una pequeña pero robusta y pesada draga, concebida para arrancar dentelladas, permitiendo la caracterización litológica de fondos rocosos. Un breve arastre de 25 minutos confirma lo que muchos ya sospechabamos: el fondo del cañón es un gran arrecife de coral. En la siguiente foto, se puede apreciar la solidez de esta draga, en el momento de extraer los preciosos corales de agua fría y su rica comunidad asociada.

El resultado de la pesca produce una fascinación patente en las caras de los científicos. En la foto de más abajo, en primer y segundo plan Pis Millán y Fernando Jiménez, del Centro de Experimentación Pesquera del Principado. En tercer y cuarto lugar, Axa Molina y Ricardo Anadón, de la Universidad de Oviedo.

El Centro de Experimentación Pesquera del Principado forma parte del proyecto DOSMARES. Su contribución al proyecto es clave en muchos sentidos. Sus estadísticas pesqueras nos permitirán comprobar si existe una correlación con las de la zona de Blanes, yendo por tanto al meollo de nuestro hipótesis de partida sobre la existencia de teleconexiones entre ambos sistemas. Como gestores de la pesca en Asturias, el conocimiento del CEP sobre la dinámica de especies explotadas es amplísimo y enriquece con un matiz social y pesquero el objetivo puramente científico de DOSMARES. No en vano, el Cañón de Avilés está llamado a convertirse en una de las Areas Marinas Protegidas más importantes de España. En la siguiente foto, un detalle de alguno de los corales vivos que justifican ésta figura de protección.

Y por último, anunciar que ha nacido una bentóloga. Mireia Mestre, que había venido invitada para hacer estudios de metagenómica en comunidades microbianas profundas bajo la dirección de Pep Gasol, del CSIC, está ahora totalmente cautivada por los corales y las comunidades bentónicas profundas.

BIOCANT1: de profundis

marzo 10, 2012

A medida que el final de la campaña se aproxima y el tiempo mejora, la eficiencia de muestreo aumenta y el trabajo se acumula. El Sarmiento es ahora mismo un rastreador frenético del fondo del Cañón de Avilés. En el último post, había prometido resumir el resultado de nuestro lance más profundo: una draga Agassiz a 4700 m de profundidad. A uno le gustaría imaginarse que en esos fondos los únicos pobladores son seres casi míticos, que viven en unas condiciones extremas. Si nuestra draga es representativa de las grandes llanuras abisales del Golfo de Vizcaya, he de decir que, efectivamente, estos animales sufren la extrema molestia de…la basura humana. La foto de abajo muestra la gran cantidad de plásticos que contenía el copo de la Agassiz, que nos confirma que estamos de lleno en el Antropoceno profundo. Esta pesca, realizada a 33 millas de la costa y casi 5000 m de profundidad, es la primera en la que aparece trozos de carbón y escoria y grandes catidades de madera, lo que indica que las corrientes en el interior del cañón deben ser más rápidas y poderosas de lo que nos imaginamos.

Por supuesto, los plásticos no eran lo único que contenía la Agassiz. Había una gran expectación, como se puede comprobar en la foto de más abajo, sacada pocos segundos después de salir el copo a cubierta. Como se puede ver, donde hay acción, nuestro videodocumentalista Chachero es el primero.

La pesca no ha sido abundante, pero los animales que han salido qualifican todos dentro de la categoría de “marcianos”. El rey de la noche ha sido este pulpito orejudo de profundidad, probablemente del Suborden Cirrina.

Lo demás, os lo podésis imaginar: una larga noche dedicada a que todos éstos organismos queden disponibles para la ciencia. Por ejemplo, haciéndoles fotos. Aquí vemos a Sonia González recibiendo instrucciones de Axayacatl Molina sobre qué partes de un animal deben de aparecer en la foto, de forma que facilite su identificación taxonómica y como reportaje acompañante a un análisis genético de “barcoding”. Al fondo, nuestro estudiante chileno José Rojas, cansado después de muchas horas de actividad.

BIOCANT1: ¡4700 m de profundidad!

marzo 9, 2012

Perdon por la falta de correspondencia. Las maquinillas , los cables y los avisos de mal tiempo llevan un par de días conjurándose contra nosotros. El otro día, una red profunda que no pescó bien, subió girando desde 4000 m hasta la superficie. Como consecuencia, el cable coaxial ha cogido vueltas, lo que hace que las fibras de acero de su cubierta exterior se separen y formen bucles, amenazando con la rotura y/o la entrada de agua. Para arreglarlo, hemos tenido que salir  mar adentro y largar 4000 m de cable para quitar esas vueltas. Nuestra gran sorpresa del día ha sido la red IKMT, una red pelágica diseñada para capturar pequeños crustáceos y peces, de esos que forma las capas de reflexión profunda. Aquí la llaman “El Murciélago”.

Normalmente, las redes que se echan al mar llevan amarrado un dispositivo que se llama “SCANMAR”, que emite señales que indican la profundidad a la que se encuentra la red. Los datos del SCANMAR aparecen en una pantalla junto con los de la sonda biológica, que nos indica la situación de bancos de peces y pequeños crustáceos. Además, el SCANMAR nos indica si la red se acerca peligrosamente al fondo. En la foto, Alejandra, estudiante de máster de Colombia y Andreas, estudiante de Bélgica, junto a la pantalla de la sonda biológica.

Por otro lado, la draga Agassiz sigue sorprendiéndonos con la increíble variedad de animales de las profundidades del Cañón de Avilés. En las fotos de más abajo, un poliqueto, un picnogónido y un coral profundo.

Hoy estamos forzando la máquina. En éste mismo instante, hemos largado 7800 m de cable para conseguir que la Agassiz nos traiga especímenes desde los 4700 metros de profundidad que hay al final del Cañón de Avilés. ¡Mañana tendremos noticias!

BIOCANT1: capeando.

marzo 4, 2012

La mar no nos ha dejado trabajar en todo el día. ¿Qué mejor momento para hacer el SIMULACRO DE EVACUACIÓN?. La situación me recuerda a aquella escena de una película de Woody Allen en la que un grupo de espermatozoides, todos vestidos igual, están preparados para lanzarse al exterior.

BIOCANT1: ¡corales!

marzo 4, 2012

Hoy fue un día intenso. A primeras horas de la madrugada se largaron los últimos dos fondeos enfrente de Peñas, para alegría de Renate Scharek, que daba saltitos por cubierta, y del resto de personal del IEO. Después de un día entero realizando diversos tipos de muestreo, hemos lanzado la primera gran draga Agassiz que hemos arrastrado por el fondo del Cañón de Avilés. Ésta máquina impresionante pesa varias toneladas, y sólo puede ser arriada desde un buque de cierta entidad, como es el Sarmiento. A la media noche, la salida del copo no ha defraudado a nadie. Los corales, no se han hecho esperar. Pero tampoco los peces abisales, braquiópodos, antozoos, briozoos, esponjas, gasterópodos, crustáceos,…, nos queda por delante una larga noche para anestesiar, fotografiar, hacer una determinación taxonómica preliminar, congelar tejidos y preservar especímenes en diferentes tipos de fijadores. Esto me hace pensar en el descubrimiento de corales de agua fría en éstas mismas aguas, hace 26 años. Estábamos a bordo del Noega varios de los integrantes del proyecto COCACE: Dulce Fuente, José Antonio Quirce, que más adelante dirigiría un famoso programa de naturaleza en Onda Cero, Pachu Ocharán, profesor del Departamento de Zoología de la Universidad de Oviedo y, por supuesto, el inigualable Aurelio, patrón del Noega. Utilizábamos una draga epibéntica que, al enganchar el arrecife, quedó completamente abollada. Al salir a superficie, aquella draga salió tan plagada de corales que no sabíamos qué hacer con ellos. Muchos de esos corales forman hoy en día parte de la colección del Departamento de Biología de Organismos y Sistemas. Fue consuelo Álvarez Claudio, bajo la dirección de Nuria Anadón, la que publicó el hallazgo, que de aquella pasó prácticamente inadvertido. Más adelante, en el 2010, Maite Louzao recopiló toda esa información y la publicó en el Journal of Marine Systems. Hoy en día se suele atribuir éste hallazgo al Instituto Español de Oceanografía, durante campañas realizadas en el siglo XXI y con técnicas del siglo XXI. La realidad es que hace un cuarto de siglo un grupo de jóvenes entusiastas, luchando por sus tesis doctorales, dirigidos por profesores del Departamento de Biología de  Organismos y Sistemas, y en un barco poco más grande que una lancha de pesca y con humildes dragas y muestreadores del siglo XIX, sentaron las bases de nuestro conocimiento actual de la oceanografía de la zona. Pero ésto da para otro post, y ya es la una de la mañana.

 

 

BIOCANT1: emplazando los fondeos

marzo 2, 2012

Hoy ha sido un día de fondeos. Aunque inicialmente la idea era combinar el largado de fondeos con otras operaciones de muestreo, la perspectiva de una entrada de mal tiempo y volvernos a casa con el equipo sin instalar nos ha impulsado a lanzarnos a una carrera contra el reloj. Pensamos describir un gran arco desde el vértice del Cañón de Avilés hasta el talud de Cabo Peñas, instalando por el camino todos los fondeos que tenemos: 4 del proyecto DOSMARES y 2 de nuestros invitados del Instituto Español de Oceanografía.Para largar un fondeo, primero se empieza por echar al agua la parte superior, que flota debido a las boyas de las que dispone. A continuación se van lanzado secuancialmente los diferentes equipos, y por último se lanza un lastre que es el que ancla el fondeo al fondo del mar. Ese anclaje suele consistir en una gran pieza de hierro, como la rueda de un vagón de tren o un gran pedazo de cadena de ancla de barco. Como se puede imaginar, liberar éste enorme peso al final es un momento delicado de la maniobra, que aparece reflejado en la siguiente foto.

Sólo unas pocas personas se acercan la la popa durante el largado de fondeos, porque es una maniobra potencialmente peligrosa: grandes pesos y tensiones, y la posibilidad de que un pié se enrede llevándote al agua.Por eso durante el largado muchos de nosotros nos dedicamos a observar de lejos con atención la maniobra, eso sí, provistos del casoo reglamentario. La foto de abajo nos muestra a 3 protooceanógrafos entusiastas disfrutando de la maniobra.

 

BIOCANT1: a son de mar

marzo 1, 2012

Hoy ha sido día de carga, estiba, de acomodo de los científicos, de reuniones para planificar las operaciones, los turnos, de entrevistas a la prensa . El barco es, sin duda, la joya de la flota oceanográfica en éste momento, sin desmerecer al venerable Hespérides y otros barcos más modernos. Las bodegas, laboratorios, salas, son enormes muy pensadaes para la comodidad, con grandes salas húmedas para el procesado de pescas experimentales, enormes laboratorios, una cubierta de trabajo extensísima y…. de madera. Es difícil explicar por qué, pero una madera de cubierta hace el trabajo, sobre todo con equipos pesados, mucho más cómodo. En entradas sucesivas trataremos de reflejar las facilidades presentes en el barco, que son muchas. El inicio de la campaña ha sido recogido en diversos medios: La Nueva España, La Voz de Asturias,… Mañana saldremos a eso de las 9, con rumbo a la cabecera del Cañón de Avilés. El pronóstico es relativamente bueno, hasta el sábado que entra una borrasca con mala mar. Intentaremos echar al agua los fondeos lo más rápido pòsible. Eso es, ahora, la máxima prioridad, instalar esos instrumentos sumergidos para que recogan datos sobre las corrientes, sobe las propiedades del agua y sobre las pártículas que sedimentan a través de la columna de agua. Son esas partículas las que mantienen alimentadas a las comunidades de organismos que viven en el fondo.