Archive for 15 septiembre 2011

Medusas: gigantes de mentira

septiembre 15, 2011

En la revista Science aparece ésta semana un artículo que he elaborado en colaboración con Angel López-Urrutia, del Instituto Español de Oceanografía, y con Sean Colin, de la Universidad Roger Williams, de los EEUU. Se sabía que las medusas se alimentan de presas similares a las de los peces zooplanctívoros. En el artículo mostramos que, además, las medusas capturan y utilizan esas presas con una eficiencia muy parecida a la de los peces, lo que apoya la existencia de competencia entre peces y medusas, y explicaría la tendencia al aumento de las poblaciones de  medusas en algunas zonas donde los peces han sido sobreexplotados. Además, mostramos que las medusas han llegado a desarrollar ésta alta eficiencia por un camino muy diferente al de los peces. Las medusas son ciegas, y crean corrientes de agua para forzar a sus presas a entrar en contacto con su cuerpo. El vídeo de más abajo muestra cómo lo hacen.

Este es un método mucho menos eficaz que el de los peces, que han desarrollado los ojos para detectar a las presas. Sin embargo, las medusas han conseguido igualarse a los peces mediante la fuerza bruta (la evolución bruta, deberíamos decir): puesto que la cantidad de presas que capturan depende del tamaño de sus cuerpos, estos han ido cargándose de agua y creciendo en tamaño a lo largo de la evolución, haciendo de las medusas los grandes animales gelatinosos que hoy conocemos. La teoría matemática que presentamos en el artículo, demuestra que, gracias a éste truco, las medusas han conseguido aumentar sus tasas de depredación pero con un coste: ésta estrategia las ha hecho más lentas, ya que mover un cuerpo voluminoso por el agua requiere un mayor esfuerzo. Es probable que ésta lentitud las haya hecho más vulnerables a los depredadores, y pasivamente dependientes de las corrientes para los encuentros sexuales. Este artículo comenzó a gestarse hace 10 años, a raíz de la publicación de otro artículo en el que proponía una teoría para explicar por qué las salpas y otros filtradores planctónicos tienen cuerpos gelatinosos.

SEGUIMIENTO DE LA NOTICIA POR LA PRENSA NACIONAL E INTERNACIONAL (NO EXHAUSTIVO)

The New York Times ; Scientific American; TIME CNN; MSNBC; Entrevista en la radio nacional alemana; SINC;  LiveScience; The Naked Scientists; Science DailyEUREKALERT (AAAS)Science 360; Uncommon Descent (¡¡una página creacionista!!); World Bad News (¡¡una página de malas noticias!!); La Nueva España; La Razón; ABC; PúblicoJuventud Rebelde; La Voz de Asturias; Earth Times; Cachicha; Diario El Comercio.

Anuncios

Slicks: Larval Highways

septiembre 8, 2011

When looking at the sea during a calm day, very frequently we see linear patches with an oily look which are called “slicks”. It seems as if they were standing still, but this is far from reality. During research projects COSTAS, ECOANCHOA and FRENTES, we set out to the sea to see if we could track water movement inside and arround some of those slicks. We built home made drifters by placing small GPS units on styrofoam platforms, with a submerged plastic piece to anchor them to the current, and a flag to make them easily visible. We distributed groups of 5 drifters inside, offshore and inshore of one slick, and left them drift for some time, after which we recovered them and downloaded their position data to the computer. We then plotted their positions at consecutive time intervals, and used those plots to create time-lapse movies with their trajectories. These movies reveal the extraordinary properties of  slicks as potential “larval highways”. As you can see, the buoys first drift toward the slick and then line up and move just like cars along a highway. For obvious reasons, we had to interrupt the experiment before the drifters reached the coast. But it is easy to see the implications: slicks may actually represent “vacuum cleaners” of the ocean, which first concentrate all surrounding floating matter, which is then carried to impact the coast. This floating matter can be plastic garbage, spilled oil, wood, jellyfishes or competent larvae of benthic organisms searching for the coast to recruit into the adult population.

Slicks: autopistas larvarias

septiembre 7, 2011

Cuando miramos al mar en calma, se suelen apreciar manchas lineales oleaginosas que en inglés reciben el nombre de “slicks”. Parecen estar quietos, pero nada más lejos de la realidad. Dentro de los proyectos COSTAS, ECOANCHOA y FRENTES, nos hicimos a la mar para ver si podíamos seguir los movimientos del agua en los alrededores de éstos slicks. Fabricamos unas boyas de deriva caseras, poniendo unas pequeñas unidades GPS sobre unas placas flotantes de poliestireno con una pieza de plástico colgando para anclarlas a la corriente y una banderilla para localizarlas con facilidad. Distribuimos grupos de 5 boyas sobre el slick (blanco) mar afuera (gris) y entre el slick y la costa (negro), y las dejabamos derivar por un tiempo después del cual las recogíamos y nos bajabamos las posiciones de sus trayectorias a un ordenador. A continuación representábamos las posiciones de las boyas a intervalos de tiempo consecutivos, y utilizábamos esas imágenes para construir películas fotograma a fotograma con sus trayectorias. Esas películas revelan las extraordinarias propiedades de los slicks como potenciales “autopistas larvarias”. Como se puede ver  las boyas primero derivan hacia el slick, y a continuación se alinean para moverse como coches a lo largo de una autopista. Por razones obvias, tuvimos que interrumpir el experimento antes de que las boyas impactaran sobre la costa. Pero es fácil adivinar las implicaciones: los slicks pueden representar auténticas “aspiradoras” del mar, que primero concentran la materia flotante de los alrededores para ser después transportada hacia la costa. Esta materia flotante pmadreuede ser basura de plástico, chapapote (galipote, en Asturies),  madera, medusas o larvas competentes de organismos bentónicos que buscan la costa para reclutar en la población adulta. Por otro lado, los pescadores de Cudillero, donde hicimos los experimentos, nos han contado que los peces se agregan en los slicks (ellos los llaman “xabrones”) para alimentarse de los organismos acumulados. Por lo tanto los slicks, y la investigación sobre los slick, tienen un alcance y unas implicaciones extraordinarias.